Hipersudoración o hiperhidrosis: Combátela

La hiperhidrosis es un exceso de sudoración que se localiza generalmente en axilas, palmas de las manos y plantas de los pies.

La toxina botulínica, es la única solución no quirúrgica para eliminar el exceso de actividad de las glándulas sudoríparas de manera temporal, reduciendo significativamente el sudor en la zona tratada. Esta toxina produce un bloqueo temporal de los nervios que estimulan las glándulas sudoríparas, por lo tanto bloquea la liberación del sudor.

Es un tratamiento bien tolerado, seguro y de gran eficacia que mejora la calidad de vida del paciente.

Tratamiento

Tras realizar una historia clínica para determinar si está o no indicado el tratamiento con Toxina botulínica, se realiza una prueba para delimitar la zona de sudoración.

Mediante microinyecciones con agujas muy finas se administran pequeñas dosis de toxina botulínica en la zona definida.

Es un tratamiento que no requiere anestesia. Las agujas que se utilizan son muy finas y el tratamiento es prácticamente indoloro a excepción de la zona palmar donde es mas doloroso.

El paciente puede hacer vida normal de forma inmediata.

Resultados

Se ha demostrado científicamente que cerca del 90% de los pacientes después de una única sesión suda mucho menos o nada. La disminución del sudor empieza a notarse al cabo de dos o tres días de manera progresiva y puede durar entre cuatro meses y un año, dependiendo de las características particulares de cada caso.

En el caso de la hipersudoración axilar, la duración media de los efectos es de unos siete meses.

En el caso de hiperdrosis palmar, la tasa de éxito es del 95% con una duración del efecto entre 6 a 12 meses.

En la mayoría de los casos, los pacientes suelen realizarse este tratamiento una vez al año, cuando empieza el calor (desde mayo) y el efecto les suele durar hasta noviembre, para volver a repetirlo de nuevo cuando vuelve el calor.

Efectos secundarios

Existe un pequeño riesgo de que aparezcan leves síntomas del tipo de la gripe que suelen desaparecer en pocos días. También se puede experimentar leve dolor en los lugares de inyección.

En el tratamiento palmar, la limitación más importante es que su aplicación es dolorosa.

Contraindicaciones:

Está contraindicado en mujeres embarazadas y en período de lactancia, Miastemia Gravis o si se toman medicamentos que interfieren en la transmisión neuromuscular