Rinomodelación sin cirugía

Con una recuperación llevadera, un precio más que asequible, y unos resultados espectaculares, sin duda alguna la rinoplastia sin cirugía es una de las opciones más efectivas, y que más satisfacción ofrecen a los pacientes dentro de los tratamientos o intervenciones estéticas relacionadas con la nariz.

La rinomodelación se caracteriza por ser una intervención en la que se modifica el aspecto estético de nuestra nariz mediante un relleno, que puede ser permanente o temporal. Son muchos los problemas que podemos tratar, pero los fines son meramente estéticos, para problemas respiratorios o casos más complicados, se recomienda actuar mediante una rinoplastia abierta, pues el cirujano podrá tratar la zona en profundidad.

Estos son los principales problemas que podemos corregir con la rinomodelación:

Remodelar la punta de la nariz, haciéndola más estética.

Acabar con la nariz de “bruja” o el perfil tan marcado.

Mejorar el aspecto del caballete.

Rellenar un dorso demasiado profundo.

Corregir e igualar algún pequeño desnivel.

Alargar una nariz demasiado pequeña.

Como conclusión encontramos que es una técnica muy recomendable y que puede solucionar la mayoría de los problemas que se plantean en las consultas de cirugía. Prácticamente no tiene contraindicaciones, es aplicable a un 85 por ciento de los pacientes cuya nariz no les gusta.

La rinoplastia sin cirugía no requiere hospitalización, y por regla general no existen complicaciones tras la intervención. Pueden ser necesarias entre una a cinco sesiones, dependiendo del caso en particular

La recuperación es muy llevadera, el paciente puede hacer vida normal prácticamente desde la salida de la clínica. Si bien se recomienda tener cuidado a la hora de dormir, tratando de mantener siempre la nariz hacia arriba.

No se recomienda someterse a una rinomodelación, si posteriormente se tiene intención de realizar alguna intervención más en la zona, debido a que los materiales de relleno, podrían dificultar dicha intervención y hacer que el resultado no fuese el deseado.